Maridaje de Enero: Cazuelita de garbanzos con jamón y manzanilla pastrana

Maridaje de Enero: Cazuelita de garbanzos con jamón y manzanilla pastrana

Para este primer maridaje del mes, con el que inauguramos la nueva web de Vinos de Autor, contamos con una colaboración de lujo. Javier Andrés, director gastronómico del Grupo La Sucursal, ha querido participar en este proyecto ofreciendo un maridaje muy suculento.

CAZUELITA DE GARBANZOS CON JAMÓN IBÉRICO Y MANZANILLA PASTRANA

En esta ocasión, Javier Andrés, nos propone un maridaje que nos hace la boca agua. Por un lado, el plato que hemos preparado está elaborado con garbanzos y jamón ibérico. La manzanilla con la que se culmina el maridaje es la Manzanilla Pasada Pastrana de Bodegas Hidalgo-La Gitana: una joya enológica de nuestra tierra.

Resulta perfecto comenzar con esta sección en esta época del año, en el otoño, ya que es una temporada magnífica para la gastronomía y en la que el producto está más presente. Por ello, este plato de cuchara nos adentra en las maravillas culinarias que podemos degustar para acompañar los meses más fríos.

La Manzanilla Pasada Pastrana se ha envejecido durante más de 12 años y forma parte del marco Jerez, elaborada bajo la  D.O Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda . La D.O Manzanilla San Lúcar de Barrameda pertenece también a su vez a la D.O Jerez-Xerés-Sherry, compartiendo estos vinos geografía, zona de producción e incluso variedad de uva y proceso de elaboración como la supervisión y el amparo del mismo Consejo.

La manzanilla es, para muchos, la gran desconocida por conocer. Un producto especial para degustar despacio, para apreciar los matices de la oxidación controlada que la caracteriza y disfrutar de ese momento mágico que nos ofrece cada botella. Sus aromas complejos, nos evocan salinidad y notas húmedas. La mineralidad del suelo en el que se cultiva el palomino fino, variedad que abarca el 95% del viñedo de la zona Jerez, le otorga al vino esos sutiles aromas y sabores salinos que lo hacen tan especial.

La salinidad del jamón ibérico que acompaña a los garbanzos, armoniza a la perfección con la salinidad de la manzanilla, se retroalimentan entre sí creando una simbiosis perfecta en el paladar. Se podría decir que la manzanilla y el jamón ibérico han nacido para encontrarse. En este caso, podemos sugerir que debido a esta característica, la manzanilla iría muy bien acompañada con cualquier ibérico.

La manzanilla tiene como ventaja, respecto a otros vinos que no han tenido una crianza oxidativa, que aguanta mucho tiempo una vez se ha abierto la botella, aproximadamente dos semanas si la guardamos en frío. Por lo que es perfecta para degustarla por copas.

cazuelita de garbanzos con manzanilla pastrana

Damos las gracias al equipo de Coloniales Huerta por ayudarnos a preparar las fotos para este maridaje.

Todos los productos con los que hemos elaborado el maridaje puedes encontrarlos en nuestra tienda:

Artículos relacionados:

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No será publicado)
* Mensaje:
Escriba el código